jueves, 19 de abril de 2018

´"CICLO CULTURAL BENITO MENNI 2018", EN EL HOSPITAL SAN RAFAEL, DE BARCELONA.

 El Hospital San Rafael, de Barcelona, de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús.


"Nuestra misión encarna y expresa
el carisma de la Hospitalidad 
en la acogida, asistencia
y curación especializada"


Con motivo de la celebración de la festividad de San Benito Menni, el día 24 de este mes de abril, el Hospital San Rafael, de Barcelona, de la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús ha organizado un apretado programa de actos, del 23 al 28 de este mes que, en su conjunto, configuran un ciclo cultural dedicado al fundador de esta Congregación, San Benito Menni.

  
23 DE ABRIL 

En el transcurso de toda la mañana, tendrá lugar la venta de rosas y libros con motivos solidarios  a la entrada del Hospital.

24 DE ABRIL, FESTIVIDAD DE SAN BENITO MENNI 

A las 10:30 horas la Superiora Sor Margarita Vicente efectuará la presentación de la Jornada.

A las 10:45 horas presentación sobre la acreditación. "Centro libre de sujeciones", a cargo del Dr. Carlos Martín, Director Médico del Centro Sociosanitario de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, de Palencia.

A las 11:15 horas presentación de Experiencia HSR, por Loli Amil, enfermera referente de contenciones.

A las 11:45 horas. Experiencias. "Yo, con contención"

A las 12:00 horas. Debate, moderado por Pilar Gimeno.

A las 12:15 horas. Eucaristía Solemne de San Benito Menni, en la Iglesia del Hospital, celebrada por Mn. José Luís Redrado, Obispo Emérito de la Orden de San Juan de Dios. Con la Coral Quartet Menni.

A las 13:00 horas, aperitivo conmemorativo en el jardín del Hospital. 


25 DE ABRIL

VI JORNADA DE BIOÉTICA

De 9:30 a 14:00 horas :El respeto a la autonomía de la persona, planifiquemos las decisiones.


 
26 DE ABRIL

HOMENAJE A LOS CIRUJANOS ORTOPÉDICOS DEL HOSPITAL SAN RAFAEL.

A las 11:30 horas, encuentro en la Sala de Actos del Hospital.

A las 11:45 horas, bienvenida y presentación a cargo de Sor Margarita Vicente, Superiora, y el Dr. Jesús Ezquerra, gerente.

A las 12:15 horas, Ponencias, por el Dr. Alex Pasarín, médico rehabilitador y coordinador de Servicios Complementarios.

"Historia  del Hospital San Rafael", por Sor Teresa López, Hermana Hospitalaria del Sagrado Corazón de Jesús.

"Homenaje a los pioneros de la cirurgía  ortopédica del aparato locomotor del Hospital San Rafael", por el Dr. Miguel Pons, médico del Servicio de Cirurgía  Ortopédica y Traumatología. 

A las 13:30 horas. Aperitivo conmemorativo. 


DIA 28 

Excursión a Santa María de Queralt.

Dirigida a Hermanas, personal colaborador y familiares.

Salida a las 09:00 horas y regreso a las 16.3o horas, como finalización del Ciclo Cultural 2018.
 

miércoles, 18 de abril de 2018

INVESTIGAN A TRES TRABAJADORAS DE UN COLEGIO DE EDUCACIÓN ESPECIAL, DE GETAFE ( MADRID ), POR MALTRATOS A UN NIÑO CON AUTISMO.

Colegio de Educación Especial  "Santiago Ramón y Cajal", 
de Getafe (Madrid).


Eduardo, un niño con autismo, cambió su comportamiento al poco de comenzar sus clases en el Colegio de Educación Especial Santiago Ramón y Cajal, de Getafe, y sus padres le ocultaron un grabador en su ropa, para saber lo que ocurría en el colegio.

Según publica la Cadena SER, el niño llevó este dispositivo durante varios días, y la familia escuchó como se comportaban con el pequeño. Dos profesoras y una auxiliar de enfermería le amenazaban, le inmobilizaban y se burlaban de él por su forma de hablar. Los audios de estos hechos los ha hecho públicos la Cadena SER.

Los padres de Eduardo han emprendido acciones legales y el juez investiga a estas tres personas, que por su parte, sostienen  que no han maltratado al niño, y que siempre actuaron según los protocolos. Sin embargo la Cadena SER recoge la reacción de los padres, que niegan que se les informara de que el niño era inmobilizado.

Después de dejar el centro, según informa este medio, Eduardo  tuvo que ser hospitalizado durante medio mes, y toma medicación desde entonces. Ahora, intenta superar lo ocurrido en otro colegio.

FUENTE
 www.lasexta.com/Madrid/ 18.04.2018 

jueves, 12 de abril de 2018

DECADENCIA Y FALLECIMIENTO DEL PADRE BENITO MENNI EN DINÁN (FRANCIA). (19 ABRIL DE 1913 - 24 ABRIL DE 1914)


Unas imágenes muy significativas. La fotografia superior corresponde al poco tiempo de llegar el Padre Benito Menni a la Casa de los Hermanos de San Juan de Dios, en Dinán (Francia), acompañado por el Hno. Philibert Vialatte, que lo asistió como secretario y enfermero hasta su fallecimiento.

La imagen inferior, apenas divulgada, corresponde posiblemente a la última fotografía que le hicieron al Padre Benito Menni en vida, a finales de septiembre de 1913. Está igualmente acompañado del Hno. Philibert Vialatte,  y en un segundo plano dos enfermeros para asistirle, debido a que prácticamente en aquella fecha apenas se podía sostener en pie, y su estado de salud era ya muy precario. Véase su demacrado rostro comparado con el de la fotografía superior.



En marzo de 1913, a consecuencia de los ataques de reumatismo y arteriosclerosis sufridos, el Padre Benito Menni perdió el uso de la palabra durante un mes, ocupándose el Hermano Gaëtan Matz de enseñarle a hablar de nuevo y a recobrar el uso de la palabra. Sin embargo, a partir de aquella fecha, ya no le fue posible  celebrar la Eucaristía.

A pesar de que el estado físico y moral del Padre Menni se iba agravando considerablemente a medida que iban pasando los días, por decreto de la Sede Apostólica de la Orden se le ordenó fijar residencia en lugares donde las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús no tuviesen casa, con la malévola finalidad de impedirle, por todos los medios, toda comunicación con ellas, y así el sábado, 19 de abril de 1913, acompañado del Padre Jean-Paul de Guillermic, superior de la Casa de la Rue Lecourbe (París) y del Hno. Philibert Vialatte, llegaba el Padre Benito Menni  a la Casa de los Hermanos de San Juan de Dios en Dinán (Francia), donde la comunidad de Hermanos lo acogieron con el máximo respeto y veneración, prestándole el superior, Hno. Jean de Dieu Garampon, una atención muy especial.

A su llegada fue instalado en una habitación reservada a los visitantes. El Hno. Philibert Vialatte dormía en la antesala, junto a él, pero cuando empezó a necesitar cuidados contínuos, fue trasladado a una de las dos habitaciones de Enfermería, reservadas a los Hermanos de mayor edad y enfermos.

En el mes de septiembre de 1913 se le hizo la última fotografía en vida, cuando ya no estaba en condiciones de entender, y en esta situación permaneció varios meses, con breves intervalos de aparente mejoría. Por la mañana recibía la Sagrada Comunión , escuchaba el rezo del breviario, porque no estaba con capacidad para leerlo, daba algún breve paseo por los jardines del hospital, siempre acompañado y recibía la visita de los Hermanos.

La superiora de la comunidad de París de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, Sor Elisa Izcue, le había visitado a mediados de mayo de 1913 y pudo constatar la gravedad de su estado de salud, y el domingo 24 de agosto de 1913, otras dos religiosas de la comunidad parisina, Sor Balbina Gallo y Sor María de Jersusalén Erce, que se encontraban en los pueblos de Bretaña pidiendo limosnas para las mujeres enfermas acogidas en el asilo Sainte Germaine, de Rue Desnouettes, fueron autorizadas a visitar al Padre Menni.

En la medida que iban transcurriendo los meses, se acentuaba la enfermedad del Padre Menni. Sus grandes sufrimientos y el estado de inconsciencia casi completa, eran la consecuencia del terrible mal que le aquejaba.

En una carta que Sor Elisa Izcue escribió, a principios de 1914  a Sor María del Camino Turrillas, superiora de la Casa de París, le decía que " Hace dos días nos han escrito de Dinán diciendo que nuestro pobre Padre está casi sin poderse mover de la cama; que difícilmente se puede alimentar, lo que nos prueba que el pobre va perdiendo las fuerzas insensiblemente". Y así, de forma lenta pero inexorable, se acercaba el Padre Benito Menni al final de su vida terrena.

El 8 de marzo recibió la Sagrada Comunión de manos del Padre Casiano Lambert, venido desde Rue Lecourbe, de París, para asistirle en sus últimos días. El Padre Menni comulgó con plena lucidez mental.

El 19 de abril de 1914, a las 11:00 horas, cuando se cumplía el primer aniversario de su legada a Dinán, se le administró la unción de los enfermos. El Padre Casiano Lambert recitó las oraciones de los agonizantes tal y como el Padre Menni le había pedido en su momento, expresando su asentimiento con la mirada y con movimientos afirmativos, cuando el Padre Casiano le axhortaba piadosamente. Su agonía se prolongó hasta las 09:00 horas del viernes, día 24, en que falleció entregando santamente su alma a Dios.

BIBLIOGRAFIA

Cárcel Orti, Vicente. HISTORIA DE LA CONGREGACIÓN DE HERMANAS HOSPITALARIAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS. Volumen I. El beato Benito Menni y las Hospitalarias. Ciudad del Vaticano. 1988. 

martes, 10 de abril de 2018

LOS ÚLTIMOS AÑOS DEL PADRE BENITO MENNI.


 La visita apostólica era una institución  jurídica derivada de numerosas normas publicadas precedentemente por los romanos pontífices, que consistían en una investigación urgente, profunda y precisa efectuada sobre personas o instituciones para corregir y reformar abusos.

La visita apostólica a las Casas de la Congregación  de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús tuvo una duración de dieciocho meses, desde el 9 de octubre de 1912 hasta el 10 de febrero de 1914, cuando las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús llevaban treinta años de existencia y de creciente expansión  en España, Portugal, Francia e Italia, donde contaban con trece Casas atendidas por más de quinientas Hermanas.

A esta visita apostólica se había llegado a consecuencia de la existencia de un clima ambiguo y confuso, creado en varias comunidades debido a una serie de sospechas maliciosas, delaciones incontroladas, acusaciones carentes de pudor y críticas totalmente infundadas, que supuso un acontecimiento tristísimo que turbó la vida del Padre Benito Menni  en los últimos años de su existencia, creando tensiones y divisiones en las comunidades hospitalarias.

Aquella visita se hizo después de recibirse la dimisión del Padre Benito Menni del oficio de prior general  de su Orden , y fue provocada por las gestiones  de un grupo de Hermanos y Hermanas en el transcurso del verano de 1912. Los precedentes inmediatos de aquella visita habían surgido en un clima  de abierta hostilidad contra el Padre Menni, manifestado en la asamblea general de los Hospitalarios, en junio de 1912.

Resulta que en este confuso clima, el 14 de junio de 1912 había tenido lugar en Roma la asamblea general de los Hermanos de San Juan de Dios, y seis días más tarde, el día 20, el Padre Benito Menni presentó su renuncia al generalato, motivándola por razones de edad y de salud. La renuncia le fue aceptada por Mn. Sbarretti, secretario  de la Sagrada Congregación de Religiosos, que presidía aquella asamblea.

Las razones expuestas por el Padre Benito Menni en su renuncia, no resultaban muy convincentes, atendido que a sus 71 años de edad  gozaba de un estado de salud propia de aquella edad, si bien se agravaría unos meses más tarde. El Padre Menni  no fue destituído de su cargo, sino que él, muy inteligentemente tomó aquella decisión, si bien es cierto que aquel gesto  le había sido sugerido por la Sagrada Congregación de Religiosos.

Depués de un cúmulo de acusaciones de algunas religiosas, que no habían actuado espontáneamente, sino incitadas por algunos Hermanos contrarios al Padre Benito Menni, promotores de una campaña difamatoria para denunciar presuntos aspectos negativos de su gestión, el vicario general de la Orden, Padre Koch, y el procurador General, Padre Martín Guijarro, pidieron al cardenal Vives que obligaran al Padre Benito Menni a residir fuera de Roma y de España, retirándole los privilegios que le habían sido concedidos después de la asamblea general.


              Padre Augusto Carreto, O.H. Visitador de la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús 
(años 1912 - 1913).

En el interín, el 11 de septiembre de aquel año, el Padre Augusto Carreto, que en Nettuno (Italia) mantenía contactos con algunas religiosas hospitalarias, acusó al Padre Benito Menni de inmiscuirse en los asuntos de las Hermanas, y le advirtió de que si no cambiaba de proceder, sufriría pésimas consecuencias. Pero en aquellas fechas el Padre Menni se encontraba en París y era ajeno a todo lo que se tramaba contra él.

El Padre Carreto hizo cuanto le fue posible para denigrar al Padre Benito Menni, tratando de que las Hermanas, bajo presión,  hablaran mal de él. Viendo lo poco ecuánime de su misión, la Santa Sede encargó una nueva visita al futuro  cardenal Reig, que con su buen hacer logró serenar los ánimos.

Al Padre Benito Menni se le prohibió residir en España e Italia. En primer lugar se le envió a París, pero para evitar que tuviera trato con las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, se le trasladó a la Casa de Dinán (Francia), de los Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios, donde fue recibido y tratado con toda consideración por el Superior Padre Juan de Dios Garampon y el Padre Casiano Lambert, que más tarde le administraría los Últimos Sacramentos poco antes de su fallecimiento el 24 de abril de 1914.

BIBLIOGRAFIA

Cárcel Ortí, Vicente. HISTORIA DE LA CONGREGACIÓN. Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús. Volumen I. El Beato Benito Menni y las Hospitalarias. Ciudad del Vaticano. 1988 

domingo, 8 de abril de 2018

EL PADRE BENITO MENNI RECOMENDÓ, AL AUTORIZAR UN PROSPECTO PARA EL ASILO DE LAS CORTS (BARCELONA), QUE NO SE PUSIERAN PLANTAS, PORQUE LE PARECÍAN OREJAS DE BURRO. ( MAYO DE 1909)



"... y yo preferiría que mandarais hacer otro un poco más pequeño, poniendo sencillamente el Glorioso Arcángel San Rafael y las niñas, llagadas o estropeadas, sin poner plantas con hojas, pues parecen unas orejas de burro que salen arriba, y a mi no me gusta..." (C-735) 

LOS PROSPECTOS. 

Los prospectos eran unas hojas, dobladas por la mitad, que permitían ser impresas por sus cuatro caras, y tenían un formato aproximado de 22 centímetros de alto por 15 centímetros de ancho.

Estaban encabezados por un grabado que identificaba la institución y la denominación del establecimiento. Había un pequeño resumen de la historia del referido establecimiento, así como de su reglamento.

Estos prospectos se entregaban a las  personas que efectuaban donativos a estos establecimientos, y a estos efectos se reservaba un espacio en su parte final, con el enunciado PARA LOS SEÑORES SUSCRIPTORES, que encabezaba la casilla para anotar el nombre, calle, número, piso, cantidad y fecha.

Antes de que se agotaran las existencias,  se hacía un nuevo pedido a la imprenta, pero antes era necesario comunicarlo al Padre Benito Menni, para que tuviera conocimiento de ello y lo autorizara. Normalmente se aprovechaba la nueva impresión para introducir alguna modificación, siempre en aras de mejorar la información y el contenido de estos prospectos.

UNAS HOJAS QUE NO ACABABAN DE GUSTARLE AL PADRE MENNI, PORQUE LE PARECÍAN  OREJAS DE BURRO.

Un ejemplo de lo que acabo de comentar, lo tenemos cuando fue necesario imprimir nuevos prospectos para el Asilo de Las Corts, en Barcelona. El Padre Benito Menni escribió a la Superiora de aquella Casa, Sor Carolina Pobes, desde Ciempozuelos y con fecha 16 de mayo de 1909 en estos términos:

"Mi estimada hija en el Señor, Sor Carolina

Adjunto os mandamos el modelo para que mandéis hacer el prospecto y Reglamento del Asilo todo unido conforme los tienen los Hermanos.

Al arreglarlo, nos hemos fijado detenidamente, tanto en el prospecto que nos mandasteis de ese Asilo, como en el de los Hermanos y hemos adoptado aquello que nos ha parecido más conveniente.

Del prospecto vuesto, hemos suprimido los dos primeros artículos y en su lugar hemos puesto el objeto y fin del Asilo, porque así nos ha parecido mejor.

Hemos suprimido también los nombres de los Señores Médico, porque no  tiene objeto ponerlos en el prospecto, toda vez que las personas que lo desan saber es, que se tengan Médicos, que los nombres poco hacen el caso.

Al principio del prospecto es conveniente poner San Rafael con las niñas, pero no me gusta nada esa placa o cliché que tenéis, y yo preferiría que madarais hacer otro un poco más pequeño, poniendo sencillamente el Glorioso Arcángel San Rafael y las niñas, llagadas o estropeadas, sin poner plantas con hojas, pues parecen unas orejas de burro que salen arriba, y a mi no me gusta, mucho mejor está la placa que tienen los Hermanos, que está solamente San Juan de Dios con los niños, sin nada de plantas, espero pues, que así lo haréis.

El prospecto que ahora haréis, tal vez resulte un poco mayor, pero eso no importa, no será mucho mayor, pues por más que en el modelo parece tanto, es porque en la máquina resulta así, pero en la imprenta ya será mucho menos que la mitad.

No hemos puesto en el modelo, la Superiora General, porque no lo creemos necesario. Así es que, al mandarlo a la Imprenta que lo hagan tal como está. Creo que en la Imprenta repasarán  las pruebas ellos mismos pero en el caso de que ellos no las quisieran repasar, vosotras las lleváis a San Baudilio y que las repase Don Pepe,(1)  que está acostumbrado.

Espero que lo habréis compendido todo bien.

Y os bendice.

Vuestro Amatísimo Padre en Jesús, María y José.


                                                   Fray Benito
                                                   pobre de Jesús" (2)

(1) Don Pepe era José Giménez Vera, hermano de Sor Angustias Giménez Vera, co-fundadora de la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús. Pepe fue siempre persona de la máxima confianza del Padre Benito Menni, que estuvo de escribiente en los manicomios de Ciempozuelos y de San Baudilio de Llobregat. El Padre Menni lo unió en matrimonio, en la Iglesia de la Bonanova, de Barcelona,  con Zoe de Miquelena Pujol, hija del Dr. Miquelerena, uno de los primeros benefactores del Padre Menni cuando vino a Barcelona para restaurar la extinguida Orden de San Juan de Dios, y bautizó a alguno de los hijos de aquel matrimonio.

(2) Cartas del Siervo de Dios P. Benito Menni, O.H. a las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús por Él fundadas ( 1883 - 1913). Roma. 1975 (C-735)
 

viernes, 6 de abril de 2018

ALGUNAS IMÁGENES DE LA BARCELONA DEL AÑO 1867, CON LA LLEGADA DEL PADRE BENITO MENNI PARA RESTAURAR LA EXTINGUIDA ORDEN DE SAN JUAN DE DIOS.


El día 6 de abril de 1867 -- en el día de hoy se cumple el 151 aniversario -- llegaba a España, por Barcelona el Padre Benito Menni, para restaurar la extinguida Orden de San Juan de Dios.

Los pormenores de su llegada y sus posteriores actividades, han sido  ampliamente comentados  y explicitados en diferentes posts publicados en este mismo blog a lo largo y ancho de años anteriores, y para no repetirnos en ello,  pero en una fecha tan significativa, como la del día de hoy, no podía pasar inadvertida y menos todavía  olvidada,  he considerado que podría resultar interesante aportar una muestra de las imágenes que debió de ofrecerle, la ciudad de Barcelona, al Padre Benito Menni en sus primeros días de estancia en la Ciudad Condal, como podría ser la  muralla del mar que ilustra esta líneas, con la montaña de Montjuic al fondo, en el año 1864.


Fachada, en construcción, de la Catedral de Barcelona, en el año 1860.

 La Rambla de Canaletas, en 1863.
 Las  ramblas de Barcelona, en  el año 1875.

Anverso y reverso de una moneda de curso legal de mayoritaria circulación: Medio céntimo de Escudo, de la reina Isabel II, emitida en el año 1867.

lunes, 2 de abril de 2018

EL PADRE BENITO MENNI ENCONTRÓ LOS DOCUMENTOS QUE PRESERVARON LA MEMORIA DE LA HOSPITALIDAD EN LA CASA DE SEVILLA, EN EL TRANSCURSO DE SU LABOR RESTAURADORA.

Padre José Bueno y Villagrán, Superior General de la Orden de San Juan de Dios en España, fallecido en 1850 y a quien se debe la existencia de documentos históricos para preservar la memoria de la Hospitalidad, cuando constató la inminente desaparición de la Orden por los procesos de desamortización de los años 1835 y 1836.


Cuando conmemoramos el 151 aniversario de la llegada del Padre Benito Menni a España, por Barcelona, el 6 de abril de 1867, para restaurar la extinguida Orden de San Juan de Dios, después de los procesos desamortizadores que supuso prácticamemte la extinción en España de la Orden de San Juan de Dios, considero que debe de hacerse una mención muy especial a la existencia de los documentos históricos que conservaba el Archivo de la Orden, en la Curia General, en Madrid, puestos a salvo por el Superior General de la Orden Padre José Bueno y Villagrán, cuando tristemente constató la inminente e irremediable desaparición de la Orden, a consecuencia del proceso de desamortización, que se fundamentaba en la extinción de las Órdenes religiosas en España y la expropiación de todos sus bienes, y consecuentemente los Hermanos de San Juan de Dios, afectados por el Decreto de 25 de julio de 1835, fueron objeto de una importante reducción, con la pérdida de 43 Casas, si bien, de acuerdo con  el Decreto  de 9 de marzo de 1836 quedaban abiertos siete conventos - hospitales en Granada, Jaén, Málaga, Madrid, Murcia, Sevilla y Cádiz, aunque el daño infringido resultaba irreparable, atendido el impedimento de entrada de novicios, que significaba la estocada final   con el progresivo envejecimiento y fallecimiento de los Hermanos que quedaban.

De ahí que resultara admirable la dura lucha emprendida por el Superior General de Orden, Padre José Bueno y Villagrán a la vista de la extensa correspondencia dirigida a instancias del Gobierno y a la propia Corona, y que a pesar de todos sus esfuerzos no consiguió evitar el desastroso final. Consecuentemente, a la vista de la total ruina de la Casa de Madrid, tuvo la feliz iniciativa de trasladar el archivo general a la Casa de Sevilla, confiando la custodia de toda aquella valiosa documentación al prior de aquel establecimiento, Hno. Francisco de Paula Romero.

FALLECIMIENTO DEL PADRE JOSÉ BUENO Y VILLAGRÁN. 
"... acometido de una pulmonía fulminante, el 11 de marzo de 1850 bajaba a la tumba el Excelentísimo y Reverendísismo Padre Último General de la Congregación Española, llevándose las últimas halagüeñas esperanzas de los pocos ancianos miembros de la Hospitalaria familia existente en el Hospital Antón Martín de Madrid. La Junta Provincial de Beneficencia tomó posesión del establecimiento y los Hermanos respetados por aquella corporación, se recluyeron en la clausura, donde vegetaron como soldados inútiles hasta que la pena piadosa puso fin al doloroso calvario de su terrenal existencia". (1)

Con estas dolorosas palabras resumía el Hno. Luciano del Pozo  un momento tan histórico como doloroso para la Orden de San Juan de Dios.

EL PADRE BENITO MENNI, ENCONTRÓ AQUELLOS DOCUMENTOS. 

Tres décadas más tarde de la desastrosa desamortización de Mendizábal, aquellos documentos, marcados con un carácter histórico y probatorio de los innumerables derechos que correspondían a los Hermanos de San Juan de Dios y a los enfermos que asistían, fueron felizmente encontrados, en perfecto estado de conservación, por el Padre Benito Menni a su llegada a la Casa de Sevilla, en el transcurso de su labor restauradora, que fué consolidándose y, con la proliferación de vocaciones abrió varios centros de San Juan de Dios, en Barcelona, Ciempozuelos, Sant Boi de Llobregat, Granada y en otras muchas ciudades y municipios, encomendando al Hno. Luciano del Pozo, la labor de archivero y cronista de la Orden en la nueva  etapa de la historia de la institución, y que no solamente desarrolló una encomiable labor en la custodia de estas señas de identidad, sino también de la historia y biografía de San Juan de Dios.

(1) Del Pozo, Luciano, O.H. " Caridad y Patriotismo". Pág. 50.  Barcelona. 1917.