lunes, 11 de diciembre de 2017

UNA PLACA RECUERDA EL EDIFICIO DE LA PRIMERA CASA DE LA RESTAURACIÓN DE LA ORDEN DE SAN JUAN DE DIOS Y PRIMER HOSPITAL INFANTIL DE ESPAÑA.

A la izquierda de la imagen, el Hno. José Luís Fonseca, Provincial de la Orden de San Juan de Dios, y a la derecha de la imagen, el Padre Provincial de los Misioneros del Sagrado Corazón, Francisco Blanco, descubriendo la placa que recuerda el origen  de este establecimiento el 14 de diciembre de 1867.


El próximo jueves día 14, se conmemorará el 150 aniversario de la Restauración de la primera Casa de la Orden de San Juan de Dios en España, en la confluencia de las calles de Muntaner con Rosselló, en el pueblo de Gracia, que por aquel entonces todavía no había sido anexionado a la ciudad de Barcelona. Fue el Asilo - Hospital para niños escrofulosos y raquíticos pobres, primer hospital infantil de España y tercero de Europa. Los dos anteriores estaban establecidos en París.


Por circunstancias que han sido sobradamente explicadas en anteriores posts de este mismo blog, en el año 1881 el edificio fue adquirido por los Misioneros del Sagrado Corazón, destinado a la enseñanza, siendo el Colegio San Miguel el segundo centro docente más antiguo de Barcelona, y pasando el Asilo - Hospital de la Orden de San Juan de Dios a establecerse en el municipio de Les Corts, que tampoco había sido anexionado todavía a Barcelona.

Ahora, con motivo de la proximidad de conmemorarse  este histórico acontecimiento, se ha procedido a colocar una placa, junto a la puerta de entrada de aquel primer edificio y  actual Colegio San Miguel, de los Misioneros del Sagrado Corazón, tal y como aparece en la imagen que ilustra estas líneas, con la siguiente inscripción:

               




El 14 de desembre de 1867
  



es va obrir en aquest edifici  el primer emplaçament de

              l'Hospital Sant Joan de Déu

                       primer hospital infantil de l'Estat espanyol

                                 
                Barcelona, 1 de desembre de 2017.
 

viernes, 8 de diciembre de 2017

FELICITACIÓN NAVIDEÑA A LOS BIENHECHORES Y FAMILIA DEL ASILO - HOSPITAL DE SAN JUAN DE DIOS, DE LES CORTS.





Estamos ya en la recta final de la conmemoración, el próximo jueves, dia 14 de diciembre,  del 150 aniversario del Asilo -Hospital de San Juan de Dios y de la Restauración de la primera Casa de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en España, en la esquina de las calles de Muntaner y Rosselló, del pueblo de Gracia, que por aquel entonces todavía no había sido anexionado a Barcelona, siendo el Asilo - Hospital para niños escrofulosos y raquíticos pobres el primer hospital infantil de España y tercero de Europa.

Apurando ya las últimas referencias de que dispongo de   aquel establecimiento, en esta ocasión me refiero a la felicitación navideña y Año Nuevo que, cada año al llegar estas fechas,  el Superior, la Comunidad y los niños enfermitos de aquel Asilo - Hospital, felicitaban a sus bienhechores  y familia, mediante un tarjetón alusivo a la benéfica  labor que se venía ejerciendo en aquella institución. 

miércoles, 6 de diciembre de 2017

LA SRTA. MARÍA LUÍSA CAPARÁ, MADRINA DEL ASILO -HOSPITAL DE SAN JUAN DE DIOS, DE LES CORTS ( MARZO DE 1930)

Portada de las cuatro páginas de imágenes en huecograbado, correspondiente a "La Vanguardia", de fecha 11 de marzo de 1930.

Desconocía la existencia de madrina del Asilo -Hospital de San Juan de Dios, de  Les Corts, anexionado a la ciudad de Barcelona en el año 1897, y he tenido ocasión de conocerlo ahora, a falta de siete días para  la conmemoración  del 150 aniversario de la Restauración de la Orden de San Juan de Dios en España, en aquel histórico 14 de diciembre de 1867, con la apertura del Asilo - Hospital para la asistencia de niños escrofulosos y raquíticos pobres, y que supuso la primera Casa de la Orden de San Juan de Dios y primer hospital infantil de España, en la esquina de las calles de Muntaner y Rosselló del pueblo de Gracia, que por aquel entonces todavía no había sido anexionado a Barcelona. 

En el pie de la fotografía que ilustra la imagen, aparece este texto:

"La madrina del Asilo señorita María Luisa Capará, con el Padre Superior y dos de los enfermitos asilados en el benéfico establecimiento, cuyas obras de ampliación y reformas fueron inauguradas recientemente. (Foto: Segarra)".

sábado, 2 de diciembre de 2017

RECONOCIMIENTO A LA LABOR DEL ASILO -HOSPITAL DE SAN JUAN DE DIOS, DE LES CORTS, EN EL XXV ANIVERSARIO DE SU FUNDACIÓN.

Sala de Terapias, en el Asilo - Hospital de San Juan de Dios, de Les Corts.

A pesar de las muchas dificultades que tuvieron que afrontar los Hermanos de la Orden de San Juan de Dios para la asistencia de niños escrofulosos, raquíticos y ciegos pobres en el Asilo -Hospital de Les Corts, su labor fue siempre ejemplar, supliendo en lo posible, las muchas  necesidades materiales con aquella dedicación y aquella entrega  amorosa y humana, adornada con el  carisma hospitalario con que  habían sido aleccionados por el Padre Benito Menni.

De ahí que su labor, fuera siempre reconocida y elogiada por quienes tuvieron ocasión de conocer de cerca los acontecedes de aquella institución, y una buena prueba de ello es la gacetilla que publicó el matutino barcelonés "La Vanguardia" en ocasión de cumplirse  del XXV aniversario de su fundación.

" Los hermanos hospitalarios de la Orden de San Juan de Dios, celebran hoy su XXV aniversario de la fundación del Asilo para niños raquíticos escrofulosos, donde se consagran exclusivamente con las limosnas que se les entrega, á mitigar la desgracia de los niños enfermos y desamparados.

Veinticinco años hace hoy que en nombre de la Orden, un virtuoso sacerdote, el reverendo Padre Benito Menni, Provincial hoy, recogiendo dos niños pobres y enfermos y alojándolos como pudo en un miserable local, abrió desde aquel entonces un establecimiento que, según se nos dice, tan útiles servicios viene prestando" (1)

(1) " La Vanguardia", 14 de diciembre de 1894. Página 2   

miércoles, 29 de noviembre de 2017

ALGUNAS DIFICULTADES DEL ASILO - HOSPITAL DE SAN JUAN DE DIOS, DE BARCELONA.

En la medida que nos vamos aproximando a la conmemoración del 150 aniversario de la fundación, en Barcelona, de la primera Casa de la Restauración de la Orden Hospitalaria  de San Juan de Dios, en España, aprovecho la circunstancia para divulgar episodios relacionados con aquel Asilo - Hospital para niños raquíticos y escrofulosos pobres. En esta ocasión referiré algunas de las dificultades padecidas y que en su día fueron publicadas en el matutino barcelonés "La Vanguardia".

DORMIR EN EL SUELO POR FALTA DE CAMAS. 

Parece ser que la delicada situación llegó, en un momento dado a tal extremo que, ante las numerosas peticiones de ingreso, no había camas para todos los niños, por lo que, algunos de ellos tenían que dormir en el suelo.

"... lo que es lástima es que por ser muchos los niños desgraciados que solicitan ingresar en el Asilo y á los cuales los Hermanos, compadecidos, no pueden negarse a admitirlos, tengan que dormir en el suelo por falta de camas.

Desearíamos que esta noticia hallase eco en algún corazón generoso" (1)

A LA COLA, EN EL REPARTO DE LAS SOBRAS.

Cuando se distribuía el dinero procedente de los billetes de andén de los Ferrocarriles del Norte, de las estaciones de la provincia de Barcelona, al Asilo de San Juan de Dios le concedían la menor cuantía. 

"El Boletín Oficial ha publicado la distribución de 2.124 reales recibidos por el jefe de Fomento de esta provincia en el mes de setiembre último de la Compañía del Ferrocarril del Norte, según libramiento correspondiente a junio anterior, procedente de los billetes de andén. Al Instituto Catalán  se han entregado 300 reales; á la junta de Damas, 300; á las Hermanitas de los Pobres, calle de Borrell, 200; á las Religiosas Adoratrices, 200; al Asilo del Buen Pastor, 200; á la Caridad Cristiana, 200; á las Hijas de San Vicente Paul, 200; al Asilo del Buen Consejo, en las Corts de Sarriá, 200; al Patronato de Nuestra señora de las Mercedes de la Cárcel, 200; y al Asilo de San Juan de Dios para niños escrofulosos y raquíticos, 124." (2)

LA ASISTENCIA , DE LA MEJOR CALIDAD POSIBLE.

A pesar de las dificultades y estrecheces económicas, siempre se procuraba que la asistencia de los niños asilados, fuera siempre de la mejor calidad posible.

"El Asilo de San Juan de Dios para niños escrofulosos, situado en las Corts de Sarriá, está provisto de todos los adelantos que la Ciencia reclama. Esto, unido á la solicitud y cariño con que los Hermanos de la Orden tratan á tan desgraciados seres, es digno de protección que va adquiriendo dicho establecimiento, en el que se albergan ya un buen número de niños. También se nos dice que el doctor Alejo Civil, médico de dicho Asilo, desempeña con buen acierto su difícil cometido" (3)

LES ROBARON TRESCIENTAS CAMISAS.

El Asilo - Hospital no podía escapar tampoco de la visita de los amigos de los ajeno, que carentes de escrúpulos forzaron la puerta para acceder a su interior y se apoderaron de trescientas camisas que previamente habían confeccionado los niños asilados, en los talleres donde aprendían el oficio.

" Ayer á las seis de la tarde se presentó al cuartelillo  municipal del distrito de la Universidad, un Hermano del asilo de San Juan de Dios manifestando que con fractura de puerta, habían sido robadas de dicho benéfico establecimiento, trescientas camisas pertenecientes a los niños escrofulosos que se albergan en el Asilo de San Juan de Dios, declarando al mismo tiempo que ignoraba quien o quienes podían ser los autores del robo" (4)

NO PODÍAN PAGAR LA ROPA DE INVIERNO DEL AÑO ANTERIOR NI DEL QUE SE AVECINABA.

Dramática a más no poder tenía que ser la situación económica del establecimiento, cuando apareció publicada esta gacetilla:

"El Asilo de San Juan de Dios para niños escrofulosos y raquíticos pobres, institución tan antigua en Barcelona y tan estimada por la obra de caridad que realiza, de todos bien conocida, se encuentra ahora en una situación difícil, en cuanto á las necesidades á que ha de atender han venido a ser superiores á los recursos con que pueden contar y que no son otros que la caridad de Barcelona que durante tantos y tantos años ha logrado que el Asilo se sostuviera y pudiera acoger á tantos niños desgraciados, cuyo número ha ido siempre en aumento.

Encuéntrase  ahora los Hermanos de San Juan de Dios con que no han podido pagar todavía la ropa de invierno de los asilados en el año  pasado, viene otra vez el invierno encima y no ven por dónde puedan pagar aquélla ni obtenerla nueva.

Esto es sólo una muestra del apuro del asilo y los Hermanos creen hacerlo público implorando un aumento de la caridad barcelonesa, que esperan no ha de faltarles para poder llevar adelante en este trance los santos fines del instituto" (5)

(1) "La Vanguardia", miércoles, 1 de julio de 1886. Página 2
(2) "La Vanguardia", 7 de octubre de 1886. Página 6.
(3) "La Vanguardia", sábado, 5 de noviembre de 1887. Pág. 4
(4) "La Vanguardia", miércoles, 22 de enero de 1896
(5) "La Vanguardia", martes, 31 de octubre de 1905. Página 3




lunes, 27 de noviembre de 2017

EL PADRE BENITO MENNI, VOLUNTARIO DE LA CRUZ ROJA ESPAÑOLA DURANTE LA TERCERA GUERRA CARLISTA (1874 - 1876)

El Padre Benito Menni y otros Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios, actuaron como voluntarios de la Cruz Roja Española en el transcurso de la Tercera Guerra Carlista (1874 - 1876).


Los años que siguieron a la inauguración de la primera Casa de la Restauración, en España,  de la Orden de San Juan de Dios, que el próximo día 14 de diciembre  conmemorará su 150 aniversario, se enturbiaron por las crecientes y serias dificultades de convivencia de los institutos religiosos a causa de  las persecuciones  de que era objeto la Iglesia Católica, por lo que el Padre Benito Menni y otros Hospitalarios  tuvieron que pasar a Francia.

El Padre Menni aprovechó la estancia en Marsella (Francia) para trasladarse a Tánger y Gibraltar, con la finalidad de recaudar limosnas para el hospital de Barcelona.


LA TERCERA GUERRA CARLISTA.

Tuvo lugar en España entre los años 1872 y 1876, combatiendo los partidarios de Carlos, duque de Madrid, pretendiente carlista con el nombre de Carlos VII, y los gobiernos de Amadeo I, de la República y de Amadeo XII, teniendo como principal escenario bélico las provincias vascongadas y Navarra.

Atendido que todavía no era prudente regresar a Barcelona, en febrero de 1874 el Padre Benito Menni llegaba por vez primera, junto con cinco Hermanos  de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, al País Vasco procedentes de Marsella, y se incorporaron a los servicios de Sanidad del bando carlista, como enfermeros neutrales de la Cruz Roja, ejerciendo labores de camilleros en el frente, y de primeros auxilios en los hospitales.

Con anterioridad, el Padre Menni se había dirigido a Nicasio Landa, uno de los principales artífices de la Cruz Roja en España, para que les recibiera como voluntarios de la Cruz Roja, y de esta manera poder entrar en España, pero desde un principio, como decisión personal, se establecieron en Leitza, teritorio carlista, enrolándose en La Caridad. Más tarde pasaron a los hospitales de Santurtzi y Portugalete.

A finales de marzo, los liberales recibieron un violento ataque para recuperar Santutzi. La batalla fue muy dura, y en consecuencia en tres días los carlistas sufrieron dos mil bajas, y el doble de ellas los liberales.

El Padre Benito Menni y los Hermanos de San Juan de Dios que le acompañaban, después de permanecer varios días a merced del incesante fuego republicano, procedieron, el día 6 abril, al traslado de los heridos hasta el hospital de Iratxe, el más importante de los que disponía La Caridad. El Padre Benito Menni se dirigió a su Superior en estos términos:

"Irache, 17 de abril de 1874.
Rvdmo. Padre General
Me limito a hacerle saber que nos han pasado de los hospitales de Santurce y Portugalete, a éste de Irache, próximo a Estella, en Navarra. Hemos estado varios días bajo el bombardeo republicano en Santurce y hemos visto muchas bombas estallar a nuestro lado. Aquí estamos bastante más seguros y tranquilos... este edificio era una antigua abadía benedictina... tenemos más de 300 heridos y enfermos... " (1)

Los últimos días de la contienda resultaron muy arriesgados para el Padre Menni y los Hermanos Hospitalarios, atendido que el traslado de los heridos del hospital de Gomilatz (Otxandiano), al balneario de Santa Águeda, en Arrasate, tuvo que realizarse bajo una intensa lluvia de fuego enemigo.

A pesar de que en todo momento el Padre Menni se mantuvo en territorio carlista, donde la Cruz Roja había sido abolida, y si bien fue admitido como miembros de la Cruz Roja, disponiendo de la autorización necesaria para la utilización de todos sus emblemas, en ninguno de sus hospitales pudo ondear la Cruz Roja. Colaboró con La Caridad y, al finalizar la guerra -- febrero de 1876 -- estaba al frente de un hospital psiquiátrico en escoritza, que había sido fundado cuatro meses antes como hospital de sangre.

De los cinco Hermanos Hospitalarios que acompañaban al Padre Benito Menni -- Nonito Blanch, Narciso Doménech, Sebastián Martí, Jaime Rovira y Rafael Anacabe -- aquella guerra carlista se cobró  dos víctimas de entre los Hospitalarios  ocasionadas por la fatiga de aquellas actuaciones de voluntariado: Narciso  Doménech, falleció en Irache el 5 de septiembre de 1874 y poco después Nonito Blanch.

Sin embargo, pese a sus estancias en Mondragón y Escoriatza, incomprensiblemente no aparece la más mínima referencia del Padre Benito Menni ni de los Hermanos de San Juan de Dios. En la Memoria se recoge que, de manera excepcional, el médico titular de Aitza, Dr. Anselmo Goikoetxea, fue el único asociado autorizado para actuar en el bando carlista durante la contienda. (2)

(1) Revista Hospitalarias.  Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús. Núm. 237. Abril-mayo 2001. Madrid.

(2) Echevarria, Luís. "Memoria Histórica de la Cruz Roja. Guipúzcoa, 1870 - 1876". Archivo Cruz Roja. Guipúzcoa.



 

sábado, 25 de noviembre de 2017

EL PADRE BENITO MENNI, PRECURSOR EN ESPAÑA EN CURAS SOLARES.

 " La Miseria", de Cristóbal Rojas (1886). El autor, aquejado de tuberculosis, reflejó el aspecto social de las enfermedades, y su relación con las condiciones de vida durante los últimos años del siglo XIX.

 El Asilo - Hospital de Les Corts, en una imagen obtenida desde el exterior.

 



 Niños encamados recibiendo  curas solares en las terrazas y patios del 
Asilo - Hospital de Les Corts.
 
 Visita institucional en el Asilo-Hospital de Les Corts.

 
 Los Reyes Magos de Oriente visitan cada año a los niños del 
Asilo - Hospital de San Juan de Dios para obsequiarles con juguetes.

Niños encamados del Asilo -Hospital de San Juan de Dios, recibiendo la Primera Comunión.


El Dr. Jesús Sauret, del Departamento de Neumología del Hospital de la Santa Creu i de Sant Pau, de Barcelona, reconocido estudioso de la cura sanatorial de la tuberculosis, recuerda "... que ya desde 1867, en el Hospital de Sant Joan de Déu, de Barcelona, se realizaban curas solares al aire libre, en las terrazas del hospital, a niños con tuberculosis óseas y raquitismo. La misma Orden de San Juan de Dios construyó, más tarde, el Sanatorio de Manresa y el Sanatorio Marítimo de Calafell, para el trato mediante en este último, de las tuberculosis osteoarticulares" (1)

La visión futurista del Padre Benito Menni, lo catapultan como precursor, en España, en la modalidad rehabilitadora de determinadas enfermedades a través de la helioterapia, es decir, por el tratamiento mediante la exposición  directa a la luz del sol.


(1) Sauret, Jesús. "La cura sanatorial de la tuberculosis". Nexus ediciones, S.L. Barcelona 2001.